Mi finde en la Fashion Week con Kaiku Caffe Latte


Cuando Kaiku Caffe Latte me propuso ir a la Fashion Week no me lo pensé dos veces. Nunca había ido y la experiencia me parecía de lo más interesante. Por otro lado he de reconocer que en un primer momento me inquietaba mucho el look apropiado para ir, pero una vez me informé me quedé tranquila al ver que lo importante es ir con el estilo propio de cada una y disfrutar de todo lo que hay en el Cibelespacio.

Cuando llegué el 17 de Febrero a Atocha no pude resistirme a pasar por el monumento a las víctimas del 11m del estudio de arquitectura FAM para impregnarme del sentimiento que desprende este lugar. Es ya una costumbre siempre que llego o me vuelvo en tren.

Processed with VSCO with h3 preset

Memorial 11M Atocha

Después me fui andando y tardé menos de 5 minutos en llegar al precioso Hotel Sleep N’Atocha me encontré con esta pared que me enamoró.

Processed with VSCO with h3 preset

Sleep N’Atocha

Después llegué a mi habitación en la que estaría dos días y he de reconocer que más encanto no podía tener por lo acogedora que era y por las vistas.

 

Después me puse el modelito elegido y me fui a Ifema para asistir al desfile de Francis Montesinos en la Fashion Week y tomarme un Matcha de Kaiku Caffe Latte en el fantástico stand que prepararon para la ocasión, lleno de paredes bonitas, que pedían a gritos ser fotografiadas.

 

Al llegar al Cibelespacio me quedé impresionada con el ambiente que se respiraba, una docena de estilistas trabajando en looks geniales al alcance de cualquiera que pasase por allí, jovenes y prometedores diseñadores exponiendo su visión de la moda, patrocinadores como Kaiku con stands irresistibles, y mucho más. Antes de ir a ver el desfile para el que Kaiku me había reservado una entrada fui a cambiar un poco mi look al stand de L’Oreal. No fui muy arriesgada y me hice una trenza con reflejos rosas. ¿Y la foto del peinado dónde está? Lo mismo me pregunto yo, la hice con Instagram Stories y como no le di a guardar… pero tampoco os perdeis nada (jajajaja).

Processed with VSCO with h3 preset

Peliquería L’Oreal en la Fashion Week

Al llegar también me encontré todo lleno de recuerdos de la querida Bimba Bosé.

Processed with VSCO with h3 preset

Recuerdos a Bimba Bosé en la Fashion Week

 

El primer desfile al que fui, la verdad que me dejó extasiada de felicidad, todo encajaba perfectamente, la música, los modelos, la ropa… enseguida le cogí el gustillo y me sentí como Anne Hathaway en “El Diablo se viste de Prada”… estos dos días me iban a encantar.

Durante el desfile sonó Siri Umman, ayudó a que los que estuvimos presentes nos sintiesemos totalmente envueltos por el Paraíso Natural de Adan y Eva. Además nos sorprendieron con un baile que a todos nos dejó sin palabras.

 

Cuando terminó el desfile fui a la Kissing Room que es donde el diseñador invita a una copa a sus amigos y donde el resto aprovecha para tomar una algo también.

Después de una tarde llena de emociones (incluyendo Metro cortado y búsqueda de combinaciones), quedé con unos amigos para cenar y finalmente a descansar al hotel. El resumen del día no podía ser mejor.

Nada más levantarme abrí la ventana para disfrutar de las vistas a la calle Atocha que tiene el hotel.

El desayuno en Sleep N’Atocha, a parte de tener un espacio divertido y acogedor, estaba buenísimo porque puedes tomarte bizcochos caseros de buena mañana, tenía de todo… la gula se apoderó de mi… bizcochitos de chocolate y plátano, zumo de zanahoria y naranja, ColaCao, frutas, tortilla de patatas… después de todo esto, el reto fue ponerme el modelito para ese día.

Después puse rumbo a la Fashion Week con mi amiga Teresa para pasar el día en el Cibelespacio y participar en las actividades. Nos comimos unos Sandwiches de Rodilla, un Matcha Kaiku Caffe Latte y aprovechamos para hacer mil fotos en sus seductoras paredes.

Llegó el momento de ir al desfile de Hannibal Laguna, tenía especial interés, le sigo de cerca desde hace unos años, puede que por tener talleres en mi ciudad y pasar a menudo frente a su elegante tienda en el centro, el caso es que me dejó sin palabras, fue precioso. Sonó la música de Abel Korzeniowski y los vestidos eran una maravilla, de un gusto exquisito.

Cuando terminó volví a la Kissing Room, allí estaba Hannibal atendiendo a amigos y haciendose fotos a cholón, por un momento me sentí como una celebrity más… pero pronto volví desperté… era una “Paco Martínez Soria” más, jajaja!!

La Fashion Week, había llegado a su fin para mi, no me fui sin antes tomarme otro Kaiku Caffe Latte, (no saben lo que han hecho… han ganado una fan-adicta) volví a hacer fotos en sus paredes y me despedí de la gente tan maja que conocí allí (gracias a todos/as).

Processed with VSCO with h3 preset

Pared de olas en el stand de Kaiku Caffe Latte

Processed with VSCO with h3 preset

#MiMundoMisReglas foto en el stand de Kaiku Caffe Latte

Y así terminó un día agotador e intenso lleno de emociones.

Al día siguiente, antes de volverme en el tren a Alicante, pasé por el Museo del Prado, me puse mis cascos y disfruté de la visita con mi particular BSO. Ya había ido cuando era pequeña, pero ahora lo disfruté mucho más.

Processed with VSCO with h3 preset

Museo del Prado

Y esto puede ser perfectamente la definición de un fin de semana perfecto, no se si Wikipedia me dejará editar una entrada con “fin de semana perfecto”… ya os cuento. Gracias Kaiku Caffe Latte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s